Superhéroes

Incluso para los superhéroes, la actividad física regular y el apoyo social son importantes para un envejecimiento saludable.¿Cuánto vive un superhéroe? El sentido del humor de la ciencia.

Ser científico se suele asociar con inteligencia y curiosidad. Cualidades estas que también se suelen acompañar de buenas dosis de sentido del humor. Lo cierto es que en el mundo de la ciencia podemos encontrar desde descubrimientos azarosos hasta experimentos o hipótesis de lo más inverosímiles.

La ciencia es método, sin duda alguna. Sin el método científico no podríamos haber alcanzado los avances que hoy en día nos hacen la vida más fácil, minimizando en la medida de lo posible los riesgos. Pero además de método, la creatividad, o la casualidad juegan un papel importante. Y es que la ciencia también es un juego, donde probar lo inverosímil o adentrarse en terrenos inexplorados, puede dar jugosos frutos. Artículo publicado en la revista Alimente el 03/05/2022.

Un ejemplo reciente lo tenemos en los ganadores del Premio Nobel de Física de 2010, Andréy Greim y Konstantin Novoselov, por el descubrimiento del grafeno. Este material constituido de láminas de carbono en forma de nido de abeja, es más rígido y fuerte que el diamante, pero a la vez es flexible. Además de ser un mejor conductor del calor y la electricidad que el cobre, pudiéndose elaborar transistores de este material más rápidos que los convencionales de sílice.

Sin el método científico no podríamos haber alcanzado los avances que hoy en día nos hacen la vida más fácil, minimizando en la medida de lo posible los riesgos.

La leyenda alrededor de este descubrimiento dice que la idea de Greim y Novoselov surgió durante una de las tardes que compartían tomando cervezas después del laboratorio. Se les ocurrió que simplemente con cinta adhesiva podrían desprender láminas de grafeno a partir de la mina de un lápiz, “How sticky tape trick led to Nobel Prize“, BBC, octubre 2010. Y así fue; tras ejecutar este sencillo experimento y analizar en el laboratorio el material adherido a la cinta, consiguieron encontrar las pistas que les llevaría a aislar el grafeno, un nuevo material que nadie esperaba.

Los premios Ig-Nobel.

Probablemente no haya mayor muestra del sentido del humor científico que los premios Ig-Nobel. El término es un juego de palabras (Ig-nobel en inglés suena como “innoble”) acuñado por su creador, Marc Abrahams. Estos premios son una parodia del verdadero Nobel, y son entregados cada octubre en el Sanders Theatre de la Universidad de Harvard, en una ceremonia que incluye a verdaderos Nobel. En la revista de humor científico Annals of Improbable Research (Anales de investigaciones improbables) se puede consultar los premiados en cada edición y nuevos trabajos dignos de ser incluidos en la convocatoria de premios.

Los trabajos premiados incluyen investigaciones de dudosa utilidad pero que hacen pensar en cómo se le puede ocurrir eso a alguien, críticas a ciertos avances o líneas de pensamiento, temas inesperados, o directamente hilarantes. Algunos de los estudios premiados en la edición 2021 incluyen investigaciones como determinar cual es el olor del miedo, la relación entre la obesidad de los políticos y el nivel de corrupción del país, la capacidad del sexo para mejorar la obstrucción nasal, o si los humanos macho tenemos barba para dispersar mejor la energía de un puñetazo. Y tenemos clásicos como una investigación para saber por qué se forma pelusa en el ombligo, o si la regla de los cinco segundos de seguridad cuando cae un alimento al suelo es cierta.

Curiosamente, Andréy Gueim, ganador del Nobel por el grafeno, también ganó un Ig-Nobel en el año 2000 por su trabajo titulado “De ranas y levitrones” donde consiguió hacer levitar una rana en un campo magnético. Muestra de como la ironía y la curiosidad son características inherentes de un científico de nivel.

 Como ser un Lord Sith saludable.

Para el no familiarizado con la Saga Star Wars, un Lord Sith es un Caballero Jedi del lado Oscuro, con poderes como lanzar rayos por la punta de sus dedos. Estudiantes de la Universidad de Leicester se preguntaron como mantener la salud utilizando semejante poder. Usaron como modelo un condensador eléctrico donde las dos placas eran el Lord Sith como atacante, y su víctima.

De esta forma, calcularon que, para lanzar rayos de esa forma por los dedos, se consumirían un trillón de calorías, o el equivalente a 1,85 millones de big macs. Conclusión: sin obtener energía externa de otras fuentes, es improbable que un Lord Sith pueda producir rayos saludablemente. Los resultados fueron publicados en 2009 en la revista de la universidad titulada Journal of Physics – Special Topics. El artículo no se encuentra ya enlazado, pero lo hemos conseguido rescatar para el lector, y puede descargarlo completo aquí.

¿Cuánto vive un superhéroe?

Como hemos visto, se puede aplicar la física para hacer levitar ranas, o para calcular cuantas calorías supone lanzar rayos por los dedos. Pero lo nuestro es la medicina para un envejecimiento y longevidad saludables. Y una pregunta que nos podríamos hacer es: ¿Cuándo vive un superhéroe? Para dar respuesta, se publicó en el número de navidad de 2021 del British Medical Journal un artículo cuyo título completo es “Anticipando las trayectorias de envejecimiento de los superhéroes del universo cinematográfico Marvel”, “Anticipating the ageing trajectories of superheroes in the Marvel cinematic universe“, thebmj, diciembre 2021.

Solo leer el resumen del artículo, ya es una auténtica joya. Pero entre otras conclusiones, se desprende que incluso para los superhéroes, la actividad física regular y el apoyo social son importantes para un envejecimiento saludable. Para ello los investigadores vieron 24 películas, desde Iron Man (2008) hasta Viuda Negra (2021). Asumieron que, con la excepción del Dios Thor, con una edad de varios milenios, el resto de superhéroes envejecen, y que cómo lo hagan dependerá de sus hábitos.

Características comunes a estos superhéroes son la actividad física regular, y la cohesión social, ambos asociados a un menor riesgo de demencia. Además, son optimistas y tienen un propósito vital, también asociados con un envejecimiento saludable. Con excepción de Thor y de Iron Man, no fuman o beben alcohol. Sin embargo, la exposición a ruido, contaminación ambiental, y repetidos golpes en la cabeza, juega en su contra.

La felicidad, y la risa, son elementos fundamentales para vivir más, y vivir mejor.

Uno de los personajes sobre los que ponen el foco es Hulk: su alto índice de masa corporal y los repetidos ataques de ira, le sitúan en el punto de mira de un ataque al corazón, mientras que las experiencias traumáticas en la infancia de Viuda Negra, suponen una mayor probabilidad de enfermedad mental. La vida nocturna de Spider-Man en la lucha contra el crimen, le predispone como adolescente que no duerme el mínimo recomendado, a obesidad en la vida adulta.

Si el artículo es imperdible, no lo son menos las cartas de respuesta al mismo. Hay que señalar que el British Medical Journal es una de las revistas médicas más prestigiosas, que también juegan con el humor y la ironía. No en vano, en ella se publicó en 2003 una pieza crítica con la medicina basada en la evidencia, sobre el uso del paracaídas para prevenir un traumatismo causado por la fuerza de la gravedad, “Parachute use to prevent death and major trauma related to gravitational challenge: systematic review of randomised controlled trials“, thebmj diciembre 2003.

De forma muy fina, los autores señalan que no se ha encontrado ningún ensayo clínico que demuestra la utilidad del paracaídas y que, por tanto, según la medicina basada en la evidencia, no se podría recomendar su uso. En el año 2013, se publicó una secuela en forma de ensayo clínico, donde se saltaba de una avioneta… aterrizada en el suelo, “Parachute use to prevent death and major trauma when jumping from aircraft: randomized controlled trial“, thebmj, diciembre 2018, de nuevo como una crítica aguda a ciertos problemas metodológicos en investigación. Estos estudios los utilizo con mis pacientes para argumentar la consabida coletilla de “eso no está suficientemente demostrado” cuando se argumenta en contra de alguno de los remedios que propongo. Por cierto, hay decenas de actuaciones y remedios que se usan en la práctica clínica diaria aprobadas por las sociedades científicas y autoridades sanitarias que podrían catalogarse como “no suficientemente demostradas”, pero que funcionan, como los paracaídas.

Correlación no es causalidad.

Para terminar, no queremos dejar de mencionar una página web donde se reúnen las casualidades estadísticas más inverosímiles “Spirious correletions“. Su autor, Tyler Vigen, se ha dedicado a recopilar curvas que se ajustan estadísticamente como si hubiera relación entre ellas. Pero claramente, no es así si intentamos vincular el consumo per cápita de queso con el número de personas que han muerto enredadas en sus sábanas; la tasa de divorcio en el estado de Maine con el consumo per cápita de margarina; o el número de ahogados en piscinas y las películas en las que ha aparecido Nicolas Cage… aunque en este último caso, quien sabe. Todos estos y más ejemplos, los ha reunido el autor en un libro que puede adquirirse por internet.

Espero que el lector haya al menos esbozado una sonrisa con algunas de estas ironías científicas. Poniéndonos ahora serios, la felicidad, y la risa, son elementos fundamentales para vivir más, y vivir mejor. Riamos cada día, no perdamos el humor y la capacidad de sorpresa y seamos sanamente autocríticos, incluso con la ciencia, como hacen estos científicos locos.

Clínica Dr. Durántez para un envejecimiento saludable

No comments yet.

Deja una respuesta

*

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Idiomas