EL Dr. Durántez en el III Congreso Internacional de la SEMAL en ciudad de Panamá

III CONGRESO INTERCONTINENTAL DE LA SEMAL EN CIUDAD DE PANAMÁ

El Dr. Durántez durante una de sus conferencias.

Durante los pasados días 17, 18 y 19 de marzo, se celebró el III Congreso Intercontinental de Medicina Antienvejecimiento, organizado por SEMAL, la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad en la Ciudad de Panamá. Como en las ediciones anteriores en República Dominicana y Miami, el objetivo de este evento es acercar a todos los profesionales de la medicina antienvejecimiento de lenguas ibéricas en una ubicación más próxima a Iberoamérica de lo que es España.

El Dr. Durántez participó como ponente, moderador y miembro de una mesa de expertos.

Sus dos ponencias fueron “Ejercicio Físico y Longevidad. El esfuerzo físico, ¿nos acorta o nos alarga la vida?” y “Valores analíticos de excelencia para un envejecimiento saludable”.

Con respecto a la primera ponencia señalar que los deportistas de alta competición, como los olímpicos o los corredores del Tour de Francia, viven más que sus coetáneos, especialmente los deportistas de fondo (ciclismo, maratón, esquí de fondo…) y de deportes mixtos (fútbol, baloncesto, tenis…), sin embargo no ocurre así con los deportes de fuerza y potencia (lucha, halterofilia, lanzamientos…). Esto no quiere decir que el deporte de alta competición alargue la vida, sino más bien que no la acorta. Hay que tener en cuenta que los deportistas de élite tienen una buena genética, unos excelentes estilos de vida y generalmente disfrutan una vida desahogada. Pero por otro lado se ha observado el efecto de “jota invertida”, por el que se demuestra que un exceso de ejercicio físico es perjudicial. ¿Cómo se explica entonces que los deportistas de élite vivan más? La respuesta es porque la programación de sus entrenamientos, su nutrición, su suplementación, su recuperación y descanso está perfectamente controlada de modo que el efecto de “jota invertida” se observa en deportistas amateur que se someten a intensos esfuerzos después de una larga jornada de trabajo, sin estar bien nutridos, hidratados o descansados.

En cuanto a la ponencia “Valores analíticos de excelencia para un envejecimiento saludable” decir que en la medicina preventiva para un envejecimiento saludable, no nos podemos conformar con tener nuestros biomarcadores en rangos de “normalidad”, el objetivo es llevarlos a esos valores de excelencia que nos alejen de la enfermedad que representan, porque “lo que es bueno para todos puede ser insuficiente para mí”, la autocomplacencia de pacientes y médicos no es adecuada para hacer una buena medicina preventiva. Por supuesto que no es cuestión de obsesionarse con hacer todo perfecto, pero al menos debemos tener la voluntad de poner nuestros marcadores cerca de los valores de excelencia y no conformarnos con esa mediocridad generalizada en nuestra sociedad actual que denuncia el filósofo canadiense Alain Deneault en su libro “Mediocracia, cuando los mediocres toman el poder”.

El debate de expertos, junto con los catedráticos Prof. José Viña, Prof. Manuel Castillo y Prof. Antonio Ayala, trató el interesante tema de si el envejecimiento es o no una enfermedad, tema que el lector podrá revisar en profundidad en otro artículo de esta misma newsletter.

III CONGRESO INTERCONTINENTAL DE LA SEMAL EN CIUDAD DE PANAMÁ

Con la guía Emberá, Evelyn.

Por último, el Dr. Durántez fue moderador de la mesa sobre tratamiento hormonal en medicina antienvejecimiento en la que se abordaron temas tan interesantes con la oxitocina y su impacto en la felicidad o los disruptores endocrinos y sus efectos en la salud.

Como actividad post-congreso se visitó la Reserva Nacional Soberanía, una joya de la jungla tropical, en la desembocadura del río Chagres en el Canal de Panamá. Allí está un poblado de indios Emberá que intentan mantener sus tradicionales estilos de vida. Resaltar la respuesta de la guía nativa, Evelyn, a la pregunta sobre la esperanza de vida de sus pobladores; ella cree que los jóvenes indios Emberá no llegarán a ser tan longevos como sus abuelos por la adopción de hábitos nutricionales occidentales, su abuela vivió 92 años.

III CONGRESO INTERCONTINENTAL DE LA SEMAL EN CIUDAD DE PANAMÁ

El Jefe Antonio Zarco, el Emberá que entrenó a los astronautas.

El famoso Jefe del mismo poblado Emberá, Antonio Zarco, que entrenó a los astronautas de la misión Apolo a sobrevivir en la jungla, llegó a vivir 96 años (1914 – 2010).

Curiosamente en las dos ponencias del Dr. Durántez se trató el tema de los estilos de vida occidentales en la morbimortalidad en comparación con poblaciones actuales de cazadores/recolectores o neolíticas.

 

 

 

 

Clínica Dr. Durántez para un envejecimiento saludable

No comments yet.

Deja una respuesta

*

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Idiomas