Los pacientes con enfermedad coronaria y sin pareja viven menos

Enfermedad CardiovascularUna reciente noticia publicada en Medscape hace referencia a un estudio que vuelve a poner de manifiesto la influencia del estado emocional de los pacientes en el pronóstico de una enfermedad. Aunque los mecanismos íntimos no se han determinado y siguen siendo un misterio, la verdad es que la falta de apoyo social parece ser el principal causante del peor pronóstico en los pacientes sin pareja con enfermedad coronaria.

El Dr. William M. Schultz (Emory Clinical Cardiovascular Research Institute, Atlanta) y sus colegas, han publicado recientemente en la prestigiosa revista Journal of the American Heart Association los resultados de un estudio en el que evaluaron a 6.051 adultos con enfermedad coronaria conocida o sospechada que se sometieron a un cateterismo cardíaco entre los años 2003 y 2015 y que fueron seguidos durante una media de 3.7 años. Durante el período de seguimiento murieron 1.085 pacientes, 688 de ellos por causas cardiovasculares. Otros 272 tuvieron un infarto de miocardio al cual sobrevivieron.

Los pacientes, cuya edad media fue de 63 años, respondieron a un cuestionario sobre si estaban: casados, divorciados, separados, viudos o nunca se habían casado.

El resultado del estudio de pacientes sin pareja fue:

  1. Solteros de siempre, a pesar de ser los más jóvenes (53 años de media):
    • 24% más de riesgo de muerte por cualquier causa
    • 45% más de riesgo de muerte por causa cardiovascular
  2. Viudos, los más mayores, con una edad media de 73 años:
    • 71% más de riesgo de muerte por causa cardiovascular
  3. Divorciados o separados
    •  41% más de riesgo de muerte cardiovascular

La conclusión principal fue que:

Los pacientes sin pareja, ya sea por viudedad o separación/divorcio o soltería, tienen un peor pronóstico.Los pacientes sin pareja, ya sea por viudedad o separación/divorcio o soltería, tienen un peor pronóstico.

Claro está, este efecto positivo de la pareja se da siempre y cuando la relación sea positiva y no tóxica.

Los autores del estudio especulan; que los pacientes sin pareja (que enviudan o se divorcian) tienden a:

  • Deprimirse.
  • Ser más sedentarios.
  • Empeorar sus hábitos alimentarios.
  • Incumplir el tratamiento prescrito.

El estudio constituye una evidencia científica más para prestar más atención el estado psicosocial de los pacientes y no solamente limitarnos a la cuantificación y estratificación de biomarcadores como la tensión arterial o el colesterol.

Hace ya décadas que la OMS definió la salud como:

“Un estado de completo bienestar físico, mental y social y no únicamente la ausencia de enfermedad”

De esta definición se desprende que, la evaluación de la salud no puede estar limitada a los aspectos clínicos tradicionales basados en variables puramente biológicas.

En la Clínica Dr. Durántez sabemos que una relación de pareja positiva se asocia con niveles de estrés más bajos y mejores respuestas fisiológicas a la enfermedad. Por ello siempre recomendamos hacer los programas de envejecimiento saludable en pareja con el objetivo de no crear desequilibrios que pudieran desestabilizar la relación.

 

,

No comments yet.

Deja un comentario

*

Powered by WordPress. Designed by WooThemes