Continuum de la Salud …..Volver a empezar

saludMedicina Preventiva Antiaging. Programa Continuum de la Salud de La Clínica Dr. Durántez

Continuum de la salud…. La vida, desde su perspectiva temporal, y en la mayoría de los casos, es una sucesión repetitiva de acontecimientos determinados por factores ambientales como las estaciones, los ciclos lunares, los ciclos circadianos (el día y la noche)…, que influyen en la biología (cronobiología) y, por supuesto, en el devenir de nuestra existencia.

Por lo general, todos los años nos vamos de vacaciones en verano y, al volver, nos replanteamos nuestras expectativas y objetivos vitales, ya sean laborales, económicos, afectivo-emocionales, formativos y, por supuesto de salud.

Si miramos el álbum de nuestras fotos veremos que año tras año se repiten los mismos acontecimientos, vacaciones de verano, de Navidad, de Semana Santa, cumpleaños, algunas bodas y celebraciones familiares…

Otros acontecimientos no los encontraremos en las fotos como el comienzo del curso académico o laboral, ese viaje de trabajo que se repite todos los años en las mismas fechas …

De cualquier manera, cada un determinado periodo de tiempo, la vida vuelve a empezar.

Las enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento, son todas aquellas que antes o después vamos a padecer por el simple hecho de envejecer, pero que están influenciadas por nuestra genética (genoma) y por nuestra interrelación con el medio ambiente (ambioma).

El cuidado de nuestra salud no es ajeno a esta sucesión repetitiva de hechos, razón por la que, entre nosotros y las personas conscientes y responsables de su salud y bienestar, aparece la expresión Continuum de la Salud.

“Continuum de la Salud” es un concepto acuñado desde hace años, pero desconocido por los pacientes y poco aplicado por los médicos

Como es sabido, el antiguo “Paradigma Sanitario del Siglo XX” entiende la MEDICINA según el concepto BIEN/MAL, es decir, o estás enfermo o estás sano, no hay zonas grises. Si estás enfermo se trata el proceso y si estás sano no se hace nada. Sin embargo, la fisiología, la biología y la enfermedad no funcionan según esta pauta. Existe un continuum desde la salud óptima hasta la enfermedad declarada pasando por la fase silente o subclínica de la enfermedad, que es la que no da síntomas fehacientes, pero que ya está presente.

Efectivamente, para llegar a padecer una enfermedad crónica, una de las llamadas “enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento”; el organismo ha de pasar mucho tiempo expuesto a un factor causal potente o lo que es más habitual a muchos factores causales no tan potentes.

Las enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento, son todas aquellas que antes o después vamos a padecer por el simple hecho de envejecer, pero que están influenciadas por nuestra genética (genoma) y por nuestra interrelación con el medio ambiente (ambioma).

Estas enfermedades se clasifican en cinco grupos:

  • Cáncer: hay tantos tipos de cáncer como pacientes que lo sufren, el cáncer, entendido en su globalidad, es una enfermedad vinculada al envejecimiento. Su incidencia se dispara a partir de los 40 años de edad. Los cánceres más frecuentes son los que aparecen en edades avanzadas, -mama, colon, próstata…-, pero los estilos de vida y la genética determinarán el mayor o menor riesgo de padecerlos. En los últimos años y en países más desarrollados el cáncer ha superado a la enfermedad cardiovascular como primera causa de mortalidad.
  • Enfermedad Cardiovascular: cardiopatía isquémica (angina de pecho, infarto de miocardio), hipertensión arterial, apoplejía… Todas estas enfermedades son todavía la primera causa de morbi-mortalidad a nivel mundial, exceptuando los países más desarrollados. Su incidencia también se dispara con la edad y está influenciada por el estilo de vida y genética; tabaco, malos hábitos nutricionales, sedentarismo…
  • Enfermedad Neurodegenerativa: demencia, Alzheimer, Parkinson… Muy vinculadas al envejecimiento, pero también con posible base genética influida por factores ambientales. Su incidencia aumenta a medida que la sociedad envejece y se alarga la esperanza de vida.
  • Enfermedades Metabólicas: nos referimos a la diabetes y todo el espectro de enfermedades y situaciones patológicas asociadas: obesidad, enfermedad cardiovascular, enfermedad neurodegenerativa, síndrome metabólico… Por ello, algunos autores hablan de la “diabesidad” (diabetes + obesidad) y otros denominan al Alzheimer como Diabetes tipo 3. Un reciente estudio determinó que a los 45 años la mitad de la población será prediabética antes de morir.
  • Enfermedades del Aparato Locomotor: artrosis (degeneración de cartílagos articulares), osteoporosis (descalcificación de huesos), sarcopenia (pérdida de masa muscular); todas ellas vinculadas al envejecimiento, e influenciadas por estilos de vida como el sedentarismo. Si bien uno no muere de estas enfermedades, todas ellas comprometen  la calidad de vida y son el desencadenante que nos lleva a la muerte.

“Paradigma Sanitario del Siglo XXI”

La enfermedad se gesta a lo largo de mucho tiempo debido a una combinación de genética y relación con el medio ambiente, es decir, nuestros hábitos de vida y la influencia del entorno sobre nosotros. Lo más frecuente es que la combinación de varios factores causales no muy potentes, desencadenen la enfermedad.

Por ejemplo:

El sedentarismo junto con medio paquete diario de tabaco, colesterol elevado y una prediabetes…

Produce:

Más morbi-mortalidad, a nivel epidemiológico, que una hipercolesterolemia genética no asociada a otros factores de riesgo.

Por todo lo anterior el nuevo “Paradigma Sanitario del Siglo XXI”, en el que se encuentra la medicina que aplicamos en mi Clínica, propone una vigilancia constante de nuestra salud para diagnosticar las enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento en su fase subclínica o silente para así combatirlas años antes de que empiecen a dar sus primeros síntomas.

Dicho esto, el concepto Continuum de la Salud tiene una doble acepción: por un lado la continuidad gradual desde la salud óptima hasta la enfermedad, por otro, la continuidad en la vigilancia de la salud para poder abordar las enfermedades en su fase subclínica e intentar mantener una salud óptima.

La Medicina de las 5 P, Preventiva, Proactiva, Predictiva, Personalizada y Placentera

La Medicina de las 5 P, -control clínico del envejecimiento- conocido como Age Management Medicine, no puede entenderse como una acción puntual, un chequeo o consulta ocasional.

Su correcta aplicación debe hacerse bajo el concepto del Continuum de la Salud en una vigilancia permanente de los estilos de vida y de los biomarcadores de salud y longevidad.

Ni la salud ni la enfermedad son conceptos estáticos, no es válida la premisa de que:

“como estoy sano y no me duele nada, no debo preocuparme ni hacer nada”.

Por otro lado, tampoco es válida la premisa de que:

“como los análisis están bien, yo estoy bien a pesar de no sentirme bien”.

,

No comments yet.

Deja un comentario

*

Powered by WordPress. Designed by WooThemes